Calendario | Foro de la AEEA | Noticias | Galería de Fotos | Canal YouTube | Area Privada

Historia

La Esgrima como Práctica Marcial al trabajar con armas antiguas se interesa necesariamente por el estudio de piezas originales en museos, colecciones privadas y por los tratados de esgrima de los autores antiguos, es por ello generador de conocimiento al obtener, a través de la experiencia práctica de profesores y esgrimidores de gran calidad técnica, conclusiones que pueden resultar útiles para el mundo académico, especialmente al que se enfoca al estudio de la Historia Militar.

La Esgrima, es decir y para lo que nos ocupa, el arte de manejar la espada es una realidad muy, muy antigua. Desde tiempos muy pretéritos el hombre sintió la necesidad de practicar y de desarrollar métodos de entrenamiento con las armas que le correspondían, que, llegado el caso le ayudaran a sobrevivir. Y de entre todas las armas sobresalió siempre la espada.

Academia

El arte y ciencia de la espada apareció, como tal, a partir del siglo XVI, época en que aparecen una gran multitud de tratados y de sistemas teóricos en toda Europa. En los siglos posteriores la Esgrima fue evolucionando adaptándose a la reali

dad social dentro de la que existía, lo que la llevó a convertirse progresivamente, en una disciplina de sala, en una práctica lúdica, que podía no obstante ser útil, en caso de tener que afrontar un duelo.

En realidad, la Esgrima siempre fue eso, preparación para el duelo, pero siendo el duelo un acto plenamente inmerso en la realidad social de su tiempo, la Esgrima, sus armas, su sentido y su práctica, tenían forzosamente que cambiar adaptándose a cada época.

Y cuando a finales del XIX, con el cambio de los valores en la sociedad contemporánea el duelo cae en desuso, la Esgrima como preparación para el duelo pierde su sentido y de nuevo cambia con la sociedad dentro de la que vive y se transforma. De Arte, de práctica lúdica pero también necesaria para el acto social del duelo, se transforma en Deporte. Es inevitable pero sus consecuencias la transforman. Poco a poco la práctica deportiva se aleja de la antigua práctica marcial codificada. La morfología de las armas cambia, se establecen reglas para garantizar la seguridad y la objetividad en los asaltos, pero sobretodo, lo más esencial es que cambia su filosofía y sus objetivos.

La Esgrima ya no es una Práctica Marcial, enfocada al aprendizaje y al autoconocimiento, sino un Deporte cuya finalidad última es la victoria deportiva: ganar.

DeportivaEl siglo XX supone la consumación completa de este hecho, en el que la Esgrima como Arte desaparece por completo permaneciendo viva solo la Esgrima como Deporte. Y así progresivamente, los antiguos profesores se reconvierten ya sea hacia el deporte ya sea hacía la Esgrima Escénica, es decir hacía la enseñanza de la Esgrima para actores de cine y de teatro. La Esgrima como Práctica Marcial ya no existe, puesto que no tenía lugar en la sociedad del siglo XX.

Sin embargo a finales del siglo XX las cosas volvieron a cambiar. La sociedad de finales del siglo XX como la de principios del XXI se interesa por la Historia y por la Esgrima con las armas antiguas, de la misma forma que lo hace por la música medieval, renacentista o barroca. Existe una voluntad y un interés por entender y aprender el manejo de espadas antiguas que entronca directamente con la Cultura y con la Historia y que solo puede ser satisfecho desde la perspectiva marcial, no desde la deportiva.

PragaEl uso de replicas de armas antiguas con la morfología y características de las antiguas, muy distintas a las deportivas demandan una Práctica completamente distinta, basada en una Filosofía y unos objetivos completamente diferentes.

Y así en los años 90 aparecen los primeros grupos dedicados al estudio de la Práctica con armas antiguas. El fenómeno nace en EEUU desde donde se extiende a todo el mundo occidental gracias a internet. Esta Esgrima es distinta por completo del Arte de la Esgrima que precedió a la Esgrima Deportiva. En realidad la Esgrima como Deporte fue la evolución inevitable de la Práctica de la Esgrima con espadas y sables de duelo, debida como hemos comentado a los cambios sociales.

La Esgrima como Práctica Marcial moderna con armas antiguas, medievales, renacentistas y barrocas, no guarda ninguna relación ni con la práctica deportiva ni con la del siglo XIX; sino que es inevitablemente una disciplina nueva. Las espadas de dos manos de 120 o 130 cmt de longitud, la espada medieval de una mano con broquel y escudo o incluso la ropera sola y con daga son armas con una morfología que no se parecen en nada a las armas de los siglos XIX y XX.

El uso de estas armas se perdió hace siglos igual que se perdió el uso de los salterios o citaras medievales. Y de la misma forma que la música medieval o renacentista ha sido recuperada de forma reciente.

La Esgrima Antigua, frente a la Esgrima como Deporte o a la Esgrima como Arte escénico recupera el la espada en su sentido más global. Al no estar sometida a reglas que defiendan una victoria objetiva, es libre para estudiar y proponer una práctica con espadas muy distintas y lejanas en el tiempo, de una o de dos manos, alemanas, italianas, españolas, francesas, inglesas etc.