Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Foro dedicado a la Esgrima Antigua, Clásica, Histórica. También se habla de armas y armaduras, asi como de sus técnicas de combate.

Moderadores: Rorro González, Carlos Urgel (Cat), Marc Gener

Avatar de Usuario
Carlos Urgel (Cat)
Madrid
Madrid
Mensajes: 1903
Registrado: Vie Dic 26, 2003 6:52 am
Ubicación: nòicacibU
Contactar:

Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Mensaje por Carlos Urgel (Cat) » Mié Mar 13, 2013 1:03 pm

Saludos,

Alberto Bomprezzi acaba de publicar un artículo en relación al famoso duelo entre Pacheco de Narváez y Francisco de Quevedo.

Como siempre, interesante para los aficionados a la historia y la esgrima. Pueden leerlo por estos lares: http://esgrimaantigua.com/node/412
"...que no hay edad tan larga, entendimiento tan corto, ingenio tan torpe, ni memoria tan frágil a quien le falte potencia de aprender."

Avatar de Usuario
Juan J. Pérez
Barcelona
Barcelona
Mensajes: 2856
Registrado: Lun Jun 09, 2003 9:27 am
Contactar:

Re: Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Mensaje por Juan J. Pérez » Jue Mar 14, 2013 3:08 pm

El asunto pinta asaz interesante... ¡habrá que leerlo ipso-facto!
Ich kenne meine Pappenheimer...
http://espadassables.blogspot.com.es/

Sinuhe
Mensajes: 136
Registrado: Mar Ago 21, 2012 8:51 pm

Re: Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Mensaje por Sinuhe » Vie Mar 15, 2013 3:38 pm

Si el famoso duelo no existió y es una invención de Tarsia ¿a que se debe esa manía de Quevedo por ridiculizar a Pacheco y su sistema de esgrima? Sus ataques contra Góngora se debian a que eran rivales en el terreno literario, pero si Quevedo no fue el gran esgrimista que nos pinta Tarsia, no tendria motivos para tomar partido en la rivalidad entre carrancistas y pachequistas, o entre diestros comunes y verdaderos. Entonces ¿cual seria la causa de su campaña literaria contra Pacheco? ¿un encargo de algun cortesano envidioso que no tenia el valor de enfrentarlo con las armas?.

La reacción de Pacheco ante los dardos literarios de Quevedo tambien es extraña y creo que sirvió para alimentar el mito del supuesto duelo: en vez de desafiarlo a demostrar con la espada lo que afirmaba con la pluma, examina los escritos de Quevedo buscando evidencias de herejia y lo denuncia ante la inquisición.

Avatar de Usuario
Alberto Bomprezzi
Madrid
Madrid
Mensajes: 1626
Registrado: Dom May 25, 2003 10:06 am
Ubicación: Tres Cantos (Madrid)

Re: Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Mensaje por Alberto Bomprezzi » Sab Mar 16, 2013 1:18 am

Si el famoso duelo no existió y es una invención de Tarsia ¿a que se debe esa manía de Quevedo por ridiculizar a Pacheco y su sistema de esgrima?
Yo no es que sea un especialista de Quevedo, solo me he limitado a demostrar que Tarsia como fuente debe ser descartada y que, que se sepa, no hay más. Es lo que hay. Quevedo tiene una legión de seguidores por una serie de motivos que no tienen nada que ver con su talento literario,sino más bien emocional. No tengo datos para saber porque detestaba a Pacheco. Quizás porque él iba de estadista por la vida y Pacheco no, o porque el baezano cautivaba a la corte con su pasado militar,su habilidad con la espada y su carisma y Quevedo era un cojitranco cegato de escaso atractivo, lo que hoy son personajes entonces eran seres humanos con debilidades y rincones oscuros. Ser cojo, feo y corto de vista no debió ser fácil entonces como no lo sería ahora, por muy genial que se sea escribiendo sonetos. Y el genero que más cultivó Quevedo fue la sátira que consiste en insultar y ridiculizar a todos. De hecho salvo Quevedo la mayoría de los grandes autores - Lope, Calderón,Velez de Guevara,Ruiz de Montalbán - hablan bien de Pacheco solo Quevedo le tiene manía.Da la impresión deque es más una cuestión de antipatía y envidia personal que de otra cosa.
Por otra parte no hay una sola mención de Quevedo, que yo sepa, al debate entre pachequistas y carrancistas, ni referencia alguna a su habilidad con la espada. Ni criticas a los planteamientos técnicos del baezano. La esgrima era algo que probablemente le daba absolutamente igual. Para Quevedo debía ser una tontería inútil, de hecho escribió mogollón de textos sobre santos y ni uno de esgrima, por que de lo que podemos leer, sabía mucho más de la vida de San Pablo que de la estocada de cuarto de círculo o del medio de proporción. No hay más que ir a verlo.

Pacheco solo atacó a Quevedo a partir de 1636 cuando ya es viejo y ha sido desahuciado como maestro mayor. ¿Porqué? No lo sé: supongo que algo pasó; posiblemente Quevedo debió hacer algo que perjudicó notablemente al ya desahuciado,viejo y empobrecido maestro de armas y aquí ya perdió los papeles. Lo pagó caro ya que, si sabemos que, desde entonces, fue completamente apartado de la vida de la corte, y que murió pobre.

En cuanto a desafiar con la espada a Quevedo yo creo que le hubiera encantado partirle la cara a tajos 8) :mrgreen: , pero para mi que eso de apalear a un tullido corto de vista :geek4: (no había lentillas) no debía estar muy bien visto y quien sabe si Quevedo no se escudaba en su minusvalía :scratch: . Estoy especulando pero es que con esta historia todo quisqui ha hecho lo mismo a favor de Quevedo y lo cierto es que no hay una sola prueba de que tocara alguna vez una espada.
"La espada es la luz con que sale al mundo el corazón, y aunque tu le des lecciones de amor tiernas y acabadas, no ha de mover corazones hombre que no mueva espadas"

Leonardo Daneluz
Mensajes: 315
Registrado: Jue Sep 04, 2003 3:46 pm
Ubicación: Buenos Aires, Argentina

Re: Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Mensaje por Leonardo Daneluz » Vie Mar 22, 2013 1:02 pm

Alberto:


Estás siendo injusto con Quevedo por varios motivos.
Las motivaciones que don Francisco haya tenido para atacar a Pacheco pueden estar, como vos bien señalaste, escondidas en la intimidad de dos personas reales que desaparecieron hace siglos. Sin embargo hay cosas que sabemos o podemos averiguar que explican sobradamente la cuestión. En principio tanto el escritor como el maestro de armas pertenecen a un segundo o tercer orden de la política. Lo que por acá llamamos "el entorno de la política". En ese lugar es donde se ven las bajezas más crudas. Son los soldados de las luchas del poder. En las que Quevedo militó siempre. Sería un poco ingenuo pensar que Pachecho no lo hizo. Si alguna vez has estado en la corte de alguien has de saber que es imposible no tomar partido. En esos lugares es más sospechoso el imparcial que el obsecuente, que el aprovechado, que el chismorrero incluso que el insolente. Ambos debieron responder a facciones distintas. Con eso basta y sobra. Pero creo que tenemos más.
En esa época, y algo antes también, si escribías un libro esperabas que se piense que tenías talento literario. Hasta Fiore lo pretende, con los resultados que todos conocemos. Los libros de Pacheco que leí son bastante pretensiosos. Muy dentro del estilo de la época, pero justamente eso es lo que Quevedo critica. Los manuscritos tan oscuros que acuden "búhos y murciélagos" ("La fortuna con seso y la hora de todos"). A pesar de ello en "vida del buscón.." reconoce la lógica en el planteo. Para un escritor con ínfulas de estadista, para alguien que creía en la razón al punto tal de considerar el idioma una ciencia exacta, el planteo de Pacheco era imposible de negar. En uno de sus últimos escritos inventa un renegado proponiendo las espadas al Sultán con el argumento de que "con los alfanjes se pierde mucho tiempo en los movimientos circulares". La crítica queda en la forma y las pretensiones ("Producirá más locos que diestros"). No te ofendas, Alberto, pero don Francisco no le erró mucho. Desde ese entonces hemos visto unos cuantos locos causados por mal interpretar la Destreza y unos cuantos más acusados de locos por no poder explicarla. No es fácil lo que se propuso Pacheco.
No necesitamos mucha imaginación para tener una idea de lo que una objeción así le hubiera causado. Si pudiéramos comprobar que fue sólo eso yo lo encontraría suficiente. Escribir un libro cuesta trabajo. Pero hacer un libro sobre algo cuesta mucho más. Si un personaje no funciona, si los duques de la segunda parte de tu exitosa novela está delineados de una manera no demasiado convincente, pues pasa. Si proponés una acción de esgrima insostenible te tiran todo el edificio abajo. Pacheco debió amar sus libros más que Quevedo a los suyos y no me sorprendería enterarme de que se sintió muy mal por todo ese asunto. No me sorprendería que hayase a la crítica profundamente injusta puesto que no está basado en el contenido, sino en la forma, en las pretensiones didácticas y literarias. Le está diciendo tonto, lo acusa de tener una vida mecánica y meterse a filosofar. Que no es diferente a lo que hace Quevedo, hay que decirlo, que tiene unos mamotretos que son de lo más extravagante que se ha escrito en ciencia política. Aquí, justamente aquí, es donde hay una sola cosa más para decir.
Quevedo finge. Finge creer en algo que el siente necesario para la política y la sociedad española. Se ha dicho que ningún otro escritor español sintió tanto ni vió tan claramente la decadencia de España como él. No voy a citar el soneto de la torre, pero hay mucho más que eso. Quevedo creyó, insinuó y en varias oportunidades, perdiendo la compostura, gritó alos cuatro vientos que él creía que la solución era volver a la edad media. Así como suena. Incluso a las peores cosas de la edad media. Por más que él mismo no creyera en esos ideales ( de una manera muy sospechosa pone en boca de sus personajes ideas demasiado modernas y demasiado bien argumentadas). Pero sí los creía la única salida para España. Como en "Política de Dios, gobierno de Jesucristo" que Borges considera que en la historia del pensamiendo debería catalogarse como "terrorismo". Toda su vida y toda su producción literaria tardía está enfocada a proponer eso en lo que nunca creyó (iba a poner "acaso" pero me sobraba).
Sea por estar en una facción política contraria, sea por una cuestión de crítica literaria o por representar una corriente moderna de pensamiento que él creía profundamente anti-española a Quevedo no le faltaban motivos para atacar. Sin recurrir a conjeturas sobre su persona que no tienen mucho más fundamento que sus supuestas hazañas galantes.
Ahora quiero felicitarte por el artículo deliciosamente intrascendente que escribiste. Por supuesto que a la Destreza le importa un cuerno lo que Quevedo y todos los literatos del mundo opinen de ella. Pero este artículo tuyo establece un puente, un puente entre la Destreza y la Literatura. Si muchos de esos puentes pudieran construírse, con la Arqueología, con la Historia, con la Metalurgia (por llevar algo de agua para mi molino), etc. la Esgrima podría encontrar un lugar mucho más importante en nuestra sociedad que el que tiene ahora. Y, lo que me parece más importante, ese lugar no sería un remedo del lugar que ocupan las artes marciales orientales.
Ojalá tenga la difusión que en potencia parece tener. Por lo que estuve viendo va en camino de lograrlo.

Avatar de Usuario
Juan J. Pérez
Barcelona
Barcelona
Mensajes: 2856
Registrado: Lun Jun 09, 2003 9:27 am
Contactar:

Re: Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Mensaje por Juan J. Pérez » Vie Mar 22, 2013 1:44 pm

Una vez leído el interesante artículo de Alberto, y los no menos interesantes comentarios que se han vertido aquí, no estoy en condiciones de argumentar al nivel de los presentes, por no conocer de este asunto más que la leyenda general del famoso-duelo-que-al-parecer-nunca-fue, y haber leído y releído el Buscón, donde en el capítulo que casi cita Leonardo puede leerse:

"hicímoslos amigos a él y al maestro, el cual se apartó diciendo que el libro que alegaba mi compañero era bueno, pero que hacía más locos que diestros, porque los más no le entendían."

El maestro en cuestión es diestro en apariencia vulgar, pero examinado, con lo que Quevedo quiere dar algún peso a su opinión. Y reconoce que el libro es bueno, pero difícil de entender.

Y honestamente, creo que los escritos de Pacheco no son fáciles de entender y están sobrecargados de elementos ajenos a la esgrima. Siempre hemos pensado que era cosa de nuestro bagaje cultural, de nuestra falta de paciencia, pues nos creemos muy distintos de los lectores de aquella época. Pero cuando uno lee a otros autores, como Rada, o Tamariz, llega a la conclusión de que, efectivamente, Pacheco no contaba entre sus habilidades la de escribir con claridad y, sobre todo, concisión. Y esto molesta principalmente a Quevedo, aunque sólo sea estilísticamente, como no puede ser de otro modo. Pero el libro, es bueno.

Y, quizá esto ya es un tema personal, pero tratar de " cojitranco cegato de escaso atractivo", o "un tullido corto de vista" a una de nuestras referencias literarias del Siglo de Oro, y por tanto, de la literatura mundial, que además me ha hecho disfrutar tanto, me parece algo fuera de lugar en un foro público como éste. Es un sentimiento personal, ya os digo.

Saludos,
Juanjo
Ich kenne meine Pappenheimer...
http://espadassables.blogspot.com.es/

Leonardo Daneluz
Mensajes: 315
Registrado: Jue Sep 04, 2003 3:46 pm
Ubicación: Buenos Aires, Argentina

Re: Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Mensaje por Leonardo Daneluz » Vie Mar 22, 2013 4:29 pm

Creo que Alberto trata, y lo creo porque él mismo lo aclara, de plantear la posibilidad histórica de eso. O sea que ejerce, en broma, su derecho de hacer una contraleyenda que tiene tantas o más bases documentales que la original.
Al igual que vos, juan, creo que no es lo mejor. Por más enemigos que fuesen dentro del mundo actual el escritor y el maestro de armas están del mismo lado. Que es el nuestro.
¿Por qué no apoyarnos en ambos?
Yo tampoco he encontrado ninguna fuente creíble que demuestre la habilidad esgrimística de Quevedo. Pero hay no pocos indicios en su obra que estaba lejos de no interesarse en ella. En numerosos lugares habla de espadas usando términos que yo entendería como propios del arte. La expresión "vencida de la edad" es muy posible que fuese usada específicamente. En los sueños, cuya fecha es discutible pero pudiera ser tan temprana como 1610, describe un maestro de esgrima "ceñudo" al mandan "por línea recta al infierno" a lo que el replica que no era diestro del libro matemático, que no sabía qué cosa fuera línea recta.
Ya nombré los movimientos circulares en "La hora de todos". En el buscón recordarás la expresión "espada con más rejas que un convento". Como esas habrá más, tampoco soy un experto. Es mucho para alguien que nunca tocó una espada. Y después está el carácter del hombre. O está antes de todo.
Creo que hay tan poca evidencia de que Quevedo era un gran esgrimista como de que no fuera esgrimista en lo absoluto.

Leonardo Daneluz
Mensajes: 315
Registrado: Jue Sep 04, 2003 3:46 pm
Ubicación: Buenos Aires, Argentina

Re: Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Mensaje por Leonardo Daneluz » Vie Mar 22, 2013 4:32 pm

Igualmente, Alberto, si tenés intención de ser conocido como acérrimo anti-quevediano yo te hago el juego todo lo que quieras.
Pero te voy aclarando que eso te pone el bando de Góngora, nariz a la cual se le prohibe la entrada a mi honorable gremio y tal vez también al tuyo.

Avatar de Usuario
David García
Albacete
Albacete
Mensajes: 839
Registrado: Mar Jun 15, 2004 4:36 pm
Ubicación: Villena
Contactar:

Re: Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Mensaje por David García » Vie Mar 22, 2013 11:26 pm

Pues sinceramente creo que lo que ha hecho Alberto no solo es valiente sino además necesario. Podemos hablar de Quevedo "el hombre y el mito" pero poco sabemos de aquellos que lo convirtieron en mito.

Siendo sinceros podría Quevedo haber derrotado a Pacheco en un duelo, lo dudo mucho. Alberto ha cogido uno de los mitos que rodean a Quevedo lo ha puesto en duda y ha encontrado que hay algo que no encaja. Eso no significa que esté en contra de Quevedo sino que simplemente esa anécdota está más cerca del mito que del hombre.

Quevedo evoca a ese intelectual que usa la sátira para golpear al gobierno corrupto y a los intelectuales que desprecian al pueblo llano.

Convirtámoslo en hombre por un momento, si existiera hoy en día y lo tuviéramos al lado en la barra de un bar seguramente se iría "calentico a casa todas las noches" y es que a mi personalmente me sorprende que no se lo cargaran a las primeras de cambio, ya que visto su bífida lengua o era un encanto de persona en las distancias cortas o sus ángeles de la guarda tenían un Master en encuentros inesperados.

Volvamos al mito. Creo que a nadie se le ha ocurrido estudiar que o quien convirtió a Quevedo en un mito y pienso que el artículo de Alberto ha puesto una primera piedra sobre la que habría que poner muchas más. Y aporto una curiosidad. ¿Cual de estos retratos de Quevedo es auténtico? Todos, ninguno y lo que es más importante, que provocó que hubieran tantas copias de un mismo retrato. :>>

Imagen

Los tres retratos de Quevedo. El famoso retrato de Quevedo tenía tres copias de un supuesto y hoy perdido, original de Velázquez. Atribuyéndose alguna de estas copias a Juan Van der Hamen.

En la primera de la derecha de los herederos de Xavier de Salas Bosch, vemos a Quevedo con un broche dorado y un medallón también dorado con la Cruz de Santiago y sobre el pecho la Cruz de Santiago que llevaban sus contemporáneos. El segundo no lleva ninguna Cruz de Santiago en el pecho y actualmente se encuentra en el Museo Wellington de Lóndres. Y el último está en la Fundación Instituto Valencia de Don Juan de Madrid con una Cruz de Santiago diferente.


Imagen
De este desconozco su origen pero es igualito que el de los herederos de Xavier Salas, pero sin la Cruz de Santiago en el pecho.

Leonardo Daneluz
Mensajes: 315
Registrado: Jue Sep 04, 2003 3:46 pm
Ubicación: Buenos Aires, Argentina

Re: Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Mensaje por Leonardo Daneluz » Vie Mar 22, 2013 11:51 pm

Lo dicho dicho esta como me parece que mejor se explica. Sólo agrego que Quevedo no era simplemente un tipo que escribía sátiras. Eso es tan mito como el episodio del bofetazo o el duelo con Pacheco. La obra de Quevedo es principalmente estilo y política. O intento de política.
Alberto creo que refuta, no pone en duda, todo el asunto. Ahora si se hace el modesto y no lo reconoce será otro asunto.
Pero está saldado. Tarsia mintió y Bomprezzi lo probó. Es parte de la historia de Quevedo.
Agreego que en esa épocas estilaba pintarse un retrato y retocarlo en caso de entrar en la orden de santiago agregando la cruz arriba. Si hubiera varias copias de tal retrato sin cruz es posible que fueran retocadas por manos difenrentes luego.

Avatar de Usuario
Alberto Bomprezzi
Madrid
Madrid
Mensajes: 1626
Registrado: Dom May 25, 2003 10:06 am
Ubicación: Tres Cantos (Madrid)

Re: Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Mensaje por Alberto Bomprezzi » Dom Mar 24, 2013 2:12 pm

Leonardo ,Juanjo y David, gracias por vuestras intervenciones que han elevado y mucho el nivel de este hilo. Ahora no puedo responder en condiciones, lo haré en cuanto pueda. Anticipo que no soy anti Quevedo pero creo honestamente que la anécdota , por eso de que la espada tiene algo que atrae de forma irracional, ha tenido y tiene una repercusión muy superior a la de su importancia real. El problema es que aunque algo no sea importante si todo el mundo dice que lo es, al final acaba siéndolo. Así que por eso sentí, hace ya años la necesidad de desmontar lo que era una historia falsa, no para atacar a Quevedo, sino para defender, por pasos, la verdadera Destreza. Y no hay Destreza sin Pacheco. La anécdota era como una especie de espada de Damócles, sobre el método que cualquiera podía mencionar para argumentar que era un método complejo y poco práctico. Pues ya no, ese ya no es un argumento. Y no podía hacerlo sin darle algo de caña a Quevedo, no porque tenga nada contra él, pero es que hay que recuperar el terreno perdido, que ha sido mucho a lo largo de muchísimo años de antipachequismo galopante, que al baezano lo han puesto de vuelta y media hasta en novelas cutres y nadie se ha planteado nunca que eso estuviera mal. Pero para la defensa del método resulta un problema que todo el mundo,piense que el que lo creó era un patán pomposo, sobretodo porque si uno le lee no lo parece, o mejor dicho lo parece si no se conoce el contexto y el personaje. Todo es cuestión de perspectiva y yo intento que se rompa la que hasta ahora ha sido - y sigue siendo - la versión "oficial" que se basa en una patraña y que consiste en machacar a Pacheco para elevar a Quevedo.
"La espada es la luz con que sale al mundo el corazón, y aunque tu le des lecciones de amor tiernas y acabadas, no ha de mover corazones hombre que no mueva espadas"

Sinuhe
Mensajes: 136
Registrado: Mar Ago 21, 2012 8:51 pm

Re: Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Mensaje por Sinuhe » Mié Mar 27, 2013 5:31 pm

Alberto Bomprezzi escribió: al baezano lo han puesto de vuelta y media hasta en novelas cutres y nadie se ha planteado nunca que eso estuviera mal. Pero para la defensa del método resulta un problema que todo el mundo,piense que el que lo creó era un patán pomposo, sobretodo porque si uno le lee no lo parece, o mejor dicho lo parece si no se conoce el contexto y el personaje. Todo es cuestión de perspectiva y yo intento que se rompa la que hasta ahora ha sido - y sigue siendo - la versión "oficial" que se basa en una patraña y que consiste en machacar a Pacheco para elevar a Quevedo.
La mejor prueba de que el sistema de Pacheco era efectivo es que en 1605, durante la tregua entre España y los Paises Bajos, el holandés Gérard Thibault d'Anvers, mientras residía como comerciante en Sevilla aprendió el método de Pacheco. En 1610, de regreso en su patria, derrotó a los meastros de la esgrima flamenca y atrajo la atención del príncipe Mauricio de Nassau.

http://en.wikipedia.org/wiki/Gerard_Thibault

Los holandeses de aquellos tiempos eran gente practica, cuando copiaban ideas o técnicas ajenas era porque las consideraban útiles.

Svivomilo
Mensajes: 443
Registrado: Mié Mar 22, 2006 7:29 pm
Ubicación: A CORUÑA
Contactar:

Re: Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Mensaje por Svivomilo » Jue Mar 28, 2013 9:26 am

Parece difícil que estos dos se conocieran: Pacheco se traslada a vivir a Madrid en 1599 proveniente de las Canarias.
Creo recordar que algún momento Pacheco habla de Thibault para ponerlo a parir, pero claro, el amigo Don Luis lo hacía con todo lo que se moviese bajo el sol de la esgrima.
Ahora debería revisarme los textos de Pacheco para dar la cita concreta del desprecio al amigo Girard, pero si alguien lo tiene fresco, que se manifieste: resulta una búsqueda aterradora :cry: .

Avatar de Usuario
Alberto Bomprezzi
Madrid
Madrid
Mensajes: 1626
Registrado: Dom May 25, 2003 10:06 am
Ubicación: Tres Cantos (Madrid)

Re: Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Mensaje por Alberto Bomprezzi » Vie Mar 29, 2013 1:16 pm

Bueno pues ya de vuelta puedo contestar que estando de viaje era imposible.
Y honestamente, creo que los escritos de Pacheco no son fáciles de entender y están sobrecargados de elementos ajenos a la esgrima. Siempre hemos pensado que era cosa de nuestro bagaje cultural, de nuestra falta de paciencia, pues nos creemos muy distintos de los lectores de aquella época. Pero cuando uno lee a otros autores, como Rada, o Tamariz, llega a la conclusión de que, efectivamente, Pacheco no contaba entre sus habilidades la de escribir con claridad y, sobre todo, concisión. Y esto molesta principalmente a Quevedo, aunque sólo sea estilísticamente, como no puede ser de otro modo. Pero el libro, es bueno.
Juanjo yo creo que no puede compararse a Pacheco con Tamariz o Rada porque es que hay cien años de distancia entre el uno y los otros. Cada cosa hay que verla en su contexto, pero para su época, Pacheco debió ser muy claro porque de hecho esa es una de las virtudes que se alaban de sus escritos. Abreu en las primeras paginas de su carta así lo manifiesta comparándolo con la difícil lectura y falta de claridad del libro de Carranza. Que a nosotros no nos lo parezca es otra cosa, aunque para ser sincero a mi tampoco me parece tan difícil, sus libros tienen incluso indice, aunque esto es una opinión personal lo reconozco.

Leonardo te agradezco tus comentarios, sobretodo viniendo de alguien como tú, que aunque, no te conozco personalmente, si respeto por lo que piensas y escribes.
Pero este artículo tuyo establece un puente, un puente entre la Destreza y la Literatura. Si muchos de esos puentes pudieran construírse, con la Arqueología, con la Historia, con la Metalurgia (por llevar algo de agua para mi molino), etc. la Esgrima podría encontrar un lugar mucho más importante en nuestra sociedad que el que tiene ahora. Y, lo que me parece más importante, ese lugar no sería un remedo del lugar que ocupan las artes marciales orientales.
Como a ti, me gustaría. La Esgrima como Arte Marcial, tiene ese potencial tal y no son pocos los que lo saben, no solo en el mundo hispanohablante. Yo creo que hay que dar pasos en ese sentido, con humildad y tesón, sin plantearse como en la práctica con la espada, el resultado. No estoy seguro de que con los valores del mundo actual, y con lo pequeña que es esta actividad vayamos a tener éxito; pero qué más da, lo hacemos porque creemos en ello. En realidad un desafío de tal magnitud nos supera a todos, como individuos. Es necesario un esfuerzo colectivo mayor y sin garantías de éxito. Si te animas, bienvenido.

Muy interesante el enfoque que haces de las críticas que Quevedo le hizo a Pacheco, y lo cierto es que en la actualidad sé que hay historiadores que piensan, como tú apuntas, que Pacheco y Quevedo se relacionaron a nivel político, y están actualmente investigando su relación.

Yo no soy capaz de valorar el impacto de las criticas de Quevedo al estilo literario de Pacheco y seguramente tengas razón en lo que afirmas, sin embargo a Pacheco solo le criticó Quevedo, Lope y Calderón le alabaron. Sus enemigos, a excepción de Quevedo, son esencialmente los maestros de esgrima a los que hizo pasar por el aro de su método teórico.
Creo que Alberto trata, y lo creo porque él mismo lo aclara, de plantear la posibilidad histórica de eso. O sea que ejerce, en broma, su derecho de hacer una contraleyenda que tiene tantas o más bases documentales que la original.
Esa es un poco la idea. A mí siempre me ha gustado leer a Quevedo y me sigue gustando, le he leído y le seguiré leyendo. El siglo de Oro, como a mucha otra gente, me apasionaba mucho antes de que Alatriste lo popularizara, y Quevedo de entre todos los grandes me resulta una figura fascinante.

Al enfrentarme a la relación de Quevedo con Pacheco me di cuenta de que la percepción que yo tenía de Quevedo, es decir cómo me lo imaginaba, era absolutamente emocional y estereotipada: gruñón y con mal carácter, pero en el fondo buena persona, maltratado por Olivares por defender al pueblo frente al poder.

Esta percepción, emocional, es la que sostiene Fernández Guerra al tratar la anécdota y la que en general, el lector medio, en términos divulgativos, tiene. Sin embargo Quevedo era un ser humano y que fuera genial no significa que fuera buena persona, pudo haber sido un tipo mezquino y vil a veces, y otras veces generoso y comprensivo, según los casos. De hecho esto sería lo normal. Yo no digo que fuera mala persona, ojo, lo que digo es que no se sabe, pero que a pesar de todo se asume. Y el resto se juzga desde esa percepción.

La percepción emocional de un Quevedo bueno es tan fuerte que el propio Juanjo se queja aquí cuando describo sus características físicas de forma negativa. Mi propósito es enfatizar que es imposible que una persona con esas limitaciones físicas pueda resultar ni lejanamente un rival para un diestro tan hábil como debió ser el baezano, es solo esa percepción emocional positiva la que genera una idea intelectual que permite creer algo absurdo simplemente porque lo queremos creer.

Igualmente hace unos días un alumno y una amiga historiadora, por separado, me decían que el mejor argumento era que Quevedo nunca lo había mencionado, y yo les decía que no, que el mejor argumento era que al probar que Tarsia no es una fuente fiable, la anécdota debe considerarse falsa hasta que alguien la pruebe documentalmente y no al revés. Pero a pesar de todo, a nivel emocional, la percepción es que "se ha puesto en duda" no que "no haya pasado".

Por motivos evidentes el personaje de Quevedo, para el caso que nos ocupa, está sobredimensionado, lo que nunca ha sido un problema para nadie, pero para en este caso si lo es ya que los Quevedofilos, por eso de que la espada genera una atracción irracional, han repetido, de forma sistemática la anécdota. De hecho, no hay más que comprobar en internet como, en cualquier página web, pueden dejar de lado hechos trascendentes de la vida de Quevedo pero no la historieta con Pacheco. Son cosas del mundo moderno, las anécdotas interesan más que los hechos.
Creo que Alberto trata, y lo creo porque él mismo lo aclara, de plantear la posibilidad histórica de eso. O sea que ejerce, en broma, su derecho de hacer una contraleyenda que tiene tantas o más bases documentales que la original.
Estoy de acuerdo, pero por decirlo gráficamente, en el campo de juego delimitado entre Quevedo y Pacheco, a nivel de divulgación general, la mayor parte del campo (que es el de la espada) lo ocupa, injustamente, Quevedo; yo solo estoy trabajando para devolver la línea divisoria entre los dos a un lugar más justo y lógico, que de dejarlo así al final - insisto a nivel de divulgación - la misma institución de maestro mayor - única en el mundo y que Pacheco transformó por completo - queda rebajada por la asunción fácil y sencilla de que existía una escuela práctica y menos abstracta que la Destreza y que esto quedó demostrado en la anécdota del sombrero.

Más adelante cuando ambos estén ubicados en el lugar que a cada uno le corresponde su relación - mayor de lo que creemos como decíamos - nos ayudará a divulgar, la Verdadera Destreza. Pero yo creo que hay que ir por partes.
"La espada es la luz con que sale al mundo el corazón, y aunque tu le des lecciones de amor tiernas y acabadas, no ha de mover corazones hombre que no mueva espadas"

Avatar de Usuario
Jaime Girona
Mensajes: 1289
Registrado: Mar Mar 21, 2006 11:55 am
Ubicación: Alicante/Vigo

Re: Sobre el duelo entre Quevedo y Pacheco

Mensaje por Jaime Girona » Vie Mar 29, 2013 1:50 pm

La mejor prueba de que el sistema de Pacheco era efectivo es que en 1605, durante la tregua entre España y los Paises Bajos, el holandés Gérard Thibault d'Anvers, mientras residía como comerciante en Sevilla aprendió el método de Pacheco. En 1610, de regreso en su patria, derrotó a los meastros de la esgrima flamenca y atrajo la atención del príncipe Mauricio de Nassau.
Posiblemente aprendería de Méndez de Carmona, carrancista sevillano que era amigo personal de thibault.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 63 invitados